miércoles, 15 de agosto de 2012

2. Educación Tecnológica para segundo básico (primer semestre)

Para la enseñanza de la educación tecnológica, el MINEDUC ha determinado dentro de los planes y programas que los objetivos fundamentales verticales para segundo básico son 3, siendo los alumnos capaces de:

  • Identificar y caracterizar recursos materiales y energéticos.
  • Manipular materiales y usar herramientas en la construcción de objetos y
estructuras simples.

  • Analizar sistemas tecnológicos mecánicos sencillos y reconocer los
principios básicos que los sustentan.

Ahora bien, dentro del marco curricular para segundo año básico, se establecen como Contenidos Mínimos Obligatorios los siguientes:

  • Recursos materiales: identificar y clasificar en naturales y artificiales (madera, piedra, arena, cartones, plásticos, otros); desarrollar destrezas manuales básicas para trabajar materiales diversos y para integrarlas en la ejecución de un trabajo manual de construcción.
  • Materiales y herramientas: desarrollar habilidades para usar pegamento, tijeras y técnicas de unión y corte; construir estructuras simples que implican fuerza y movimiento (carros de arrastre, carretillas, entre otros).
  • Recursos energéticos: identificar tipos de combustibles y reconocer campos de empleo (leña, carbón, parafina, gas, gasolina, otros).

A su vez, el Ministerio de Educación proporciona los Aprendizajes Esperados junto a sus indicadores, dando nociones de lo que debieran ser capaces de realizar los alumnos de segundo básico al finalizar el primer semestre. 

 

Aprendizajes esperados
Indicadores
Identifican las acciones necesarias
para la elaboración de
un objeto tecnológico y las desarrollan
en forma planificada.
• Señalan las tareas que implica la producción de un objeto.
• Establecen el orden en que se tienen que realizar dichas tareas (antes,
después y simultáneo).
• Identifican materiales y herramientas adecuados a la tarea.
• Desarrollan la tarea según su planificación.
Desarrollan procesos productivos
simples y evalúan su resultado.
• Durante el trabajo reconocen cuando un paso de la tarea no resulta bien
y la corrigen.
• Observan críticamente el resultado de su trabajo y establecen procedimientos
para mejorar en el futuro.
• Aceptan críticas sobre su trabajo y las asumen como oportunidades para
mejorarlo.
Trabajan de manera cuidadosa
y segura durante el proceso
de elaboración de un
objeto.
• Usan los materiales y herramientas en forma adecuada cuidando por su
seguridad personal y la de los otros.
• Utilizan los materiales y herramientas en forma cuidadosa, sin malgastarlos
o romperlos.
• Identifican formas seguras de trabajo durante la elaboración de un objeto
tecnológico.

 
Por otra parte, sabiendo que en este semestre se pone énfasis en la elaboración de objetos tecnológicos, la dedicación temporal y los contenidos a enseñar serían:



Contenidos
Dedicación temporal
Caracterización y uso de diferentes herramientas.
3 horas semanales
Importancia de la planificación en un proceso de producción.
3 horas semanales
Importancia de la organización de las personas en un proceso
de producción.
3 horas semanales
Orden y seguridad en el trabajo.
3 horas semanales


 
Con respecto a estos contenidos, se escogerá el primero - caracterización y uso de diferentes herramientas - para ejemplificar el desarrollo de este, a través de una serie de actividades, tales como:

- El docente propone una actividad realizable por el curso, como hacer pan, hacer un arreglo floral, hacerle una basta al delantal, y hace una lista desordenada de los pasos o actividades necesarias para realizar esta tarea. Organizados en grupos, las ordenan en una secuencia que les parezca apropiada para la elaboración del objeto.




Cada grupo presentan su secuencia y la compara con las presentadas por los otros grupos.
Conducidos por el docente, van discutiendo si la secuencia que propone un determinado grupo es factible (si es posible hacer las actividades en el orden propuesto) y si es eficiente (si no implica malgasto de recursos o de trabajo). Por ejemplo, si es eficiente echar a correr el agua para llenar el florero mientras corta las flores, o prender el horno antes de preparar la masa.
Guiados por el docente, evalúan cómo se alteraría el producto si no se respeta una secuencia de producción determinada (por ejemplo, medir el largo de la basta después de haberla hilvanado). Observan que no es posible elaborar un producto si antes no se han obtenido los ingredientes o materiales y las herramientas necesarias.
A partir de esta reflexión corrigen las secuencias propuestas inicialmente (si es el caso) y se organizan para realizar la actividad.

- En parejas, elaboran una ensalada de frutas. Antes de comenzar, y con la ayuda del docente, realizan una “lluvia de ideas” sobre lo que habría que hacer antes y después. El docente anota los pasos que acuerda el curso en el pizarrón, sin hacer modificaciones. Comienzan la elaboración de la ensalada obedeciendo los pasos que establecieron en el pizarrón (el docente los va enunciando en voz alta y los estudiantes proceden a ejecutarlos). Cuando no pueden obedecer la orden porque falta una acción previa (por ejemplo, conseguir el cuchillo antes de cortar la fruta), detienen la producción y revisan los pasos que quedan. Hacen las correcciones que acuerdan entre todos y prosiguen con la producción. Paran y revisan el proceso cuantas veces sea necesario. Mientras se comen la ensalada, reflexionan sobre la necesidad de planificar el trabajo.





- Juegan al “Mapa del Tesoro”. Se agrupan en parejas. Cada pareja esconde un objeto a no más de diez metros de un punto de partida que establece el docente, y elabora un mapa que guíe a los buscadores del tesoro a encontrarlo. Antes de comenzar la actividad, el docente comenta la necesidad de que la secuencia de acciones que pongan en las instrucciones conduzca al tesoro.
Solo pueden utilizar el siguiente tipo de instrucciones: avanzar tantos pasos, retroceder tantos pasos, girar 90° a la derecha, girar 90° a la izquierda. El docente reparte los mapas entre las parejas. Una vez terminado el juego, comentan si todos los mapas tenían una secuencia de acciones que llevará al tesoro. Reflexionan sobre la idea que si alteran un paso, su orden, o si eliminan alguno, el resultado final cambia, en este caso, no conduce al tesoro.


- Sentados en grupos, realizan individualmente una figura de origami que les entrega el docente con los pasos y su secuencia marcados. Antes de comenzar, el profesor explica las instrucciones y verifica que hayan sido comprendidas por las alumnas y alumnos. Cuando terminan la figura, la comparan con el modelo original. Separan aquellas figuras que se ven distintas al modelo y en conjunto las analizan para determinar qué paso falló y las vuelve a armar. Reflexionan sobre la idea que si alteran un paso, su orden, o si eliminan alguno, el resultado final cambia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada